Departamento de Tecnología - IES "Luis Vélez de Guevara"

Icono de iDevice

COMO REDUCIR EL CONSUMO EN ELECTRODOMÉSTICOS E ILUMINACIÓN

Desde 1994, los electrodomésticos vendidos en España llevan unas etiquetas que indican su eficiencia energética. De esta manera, los consumidores pueden elegir los que requieren menos energía. Si bien suelen ser más caros, también se amortizan en menos de cuatro años. Por ello, después de su vida media (diez años), se consigue un ahorro de un 74,7% del consumo eléctrico total con respecto al consumo de un electrodoméstico no eficiente.

 

Frigoríficos y congeladores

Los frigoríficos y congeladores requieren casi el 19% de la electricidad consumida en los hogares españoles. Por ello, es recomendable comprarlos de tamaño apropiado a nuestras necesidades y que lleven etiquetas A+ (consumo inferior al 42%) o A++ (el más eficiente, con un consumo inferior al 30%). Por su parte, también ayuda la puesta en práctica de diversos hábitos, como ubicar el aparato en un lugar fresco y ventilado, mantener limpia la parte trasera, descongelar antes de que la capa de hielo alcance tres milímetros de espesor, cambiar las gomas de las puertas si no cierran herméticamente y abrirlo lo menos posible, evitar introducir alimentos calientes, descongelar los alimentos en el frigorífico para obtener ganancias gratuitas de frío, y mantener la temperatura del frigorífico entre 3º a 5º grados, y el congelador entre -18 y -15º grados.

 

 

 

 

  Televisor

Después del frigorífico, el televisor es el aparato que más energía consume en el conjunto de los hogares españoles. En este apartado, los televisores planos, cuyas ventas y tamaño aumentan cada año, son unos grandes "vampiros energéticos". Asimismo, incorporan un gas, denominado trifluoruro de nitrógeno, de efecto invernadero 17.000 veces más potente que el CO2 y que puede quedarse en la atmósfera durante 550 años.

 

Lavadora

La lavadora es el siguiente en la lista de los que más consumen. Entre el 80 y el 90% de la energía que utilizan estas máquinas la destinan a calentar el agua. Por ello, es muy importante recurrir a los programas en frío o de menor temperatura posible, que suelen ser los más apropiados para la mayoría de las coladas. Asimismo, otros consejos importantes son el empleo de lavadoras con etiqueta de clase A, aprovechar al máximo su capacidad o usar aparatos con programas de media carga, secar la ropa al sol para evitar el empleo de secadoras, usar descalcificantes y mantener limpio el filtro.

 

 

Lavavajillas

El lavavajillas es otro electrodoméstico cada vez más habitual en los hogares españoles: una cuarta parte dispone de uno. Aunque requiere el 2% del gasto eléctrico, también puede resultar más económico que lavar los platos a mano con agua caliente, siempre que se sigan los mismos consejos que en el caso de la lavadora. Y si se prefiere el lavado a mano, un buen hábito es llenar el fregadero con agua y un poco de jabón para no tener el grifo abierto.

 

Cocina

El cocinado de alimentos también se lleva una buena parte de la energía, en forma de electricidad o gas natural (11%). Llevando a la práctica consejos como los siguientes se puede ahorrar casi un 30% de este consumo: cocinar con recipientes cuyo fondo sea mayor que el fogón; tapar las cacerolas; preferir hornos de clase A y abrir su puerta justo lo necesario; usar olla exprés; si se utilizan placas eléctricas, desconectarlas unos minutos antes de la cocción, y si la cocina es de gas, reducir el fuego cuando se esté hirviendo el alimento.

 

Pequeños electrodomésticos

Por su parte, los pequeños electrodomésticos que producen calor (plancha, tostadora o secador de pelo) dan lugar a consumos importantes, por lo que conviene reducir en lo posible su uso y aprovecharlos al máximo. Y para el resto de aparatos, como abrelatas, exprimidores o teléfonos, los que no necesitan electricidad cumplen su misma función. No obstante, algunos de estos aparatos son recomendables: utilizar un microondas en lugar de un horno convencional ahorra tiempo y entre un 60 y 70% de energía. En cuanto a la maquinilla eléctrica de afeitar, puede consumir menos energía que el afeitado manual, dependiendo del tiempo que esté corriendo el agua caliente del grifo.

 

 

 

Equipos audiovisuales e informático

Para los equipos audiovisuales e informáticos hay que aplicar los mismos consejos que para el resto de aparatos: elegir los más eficientes, evitar el "stand by", o apagarlos si no se va a usar. Por ejemplo, una televisión consume en modo de espera el 15% de su consumo en funcionamiento. En cuanto a los ordenadores, se puede hacer un uso más ecológico de los mismos, y así por ejemplo, se recomienda apagar el monitor si no se va a usar en más de 20 minutos y todo el PC en caso de no utilizarlo más de dos horas. Asimismo, las nuevas tecnologías también pueden ayudar a reducir energía, como utilizar contadores inteligentes, o facturación por correo electrónico.

 

Iluminación

 

 

La iluminación representa entre la cuarta y la quinta parte del consumo eléctrico en una vivienda. Una buena forma de reducir este gasto es recurrir siempre que se pueda a la iluminación natural, pintar de colores claros paredes y techos, apagar las luces si no se necesitan, mantener limpias las tulipas y bombillas o instalar sistemas economizadores de energía.  Y aunque son más caras, las bombillas de bajo consumo ahorran hasta un 80% de energía y duran ocho veces más, por lo que acaban siendo amortizadas: un modelo de 11-15 W puede ahorrar a lo largo de su vida unos 68 euros y evitar la emisión de casi media tonelada de CO2.

 

 

 


Fuente:





Icono de iDevice

Extrae información

  1. ¿Qué entiendes por eficiencia energética?
  2. Nombra algunos hábitos para ahorrar energía en frigoríficos y congeladores.
  3. ¿Qué temperatura se recomienda tener en el frigorífico y en el congelador?
  4. ¿Crees que consume mucho un televisor plano? ¿Qué efecto produce el gas que incorporan los TV planos?
  5. ¿Para qué emplean las lavadoras la mayor parte de energía que consumen?
  6. ¿Qué debemos hacer para ahorrar energía eléctrica cuando usemos la lavadora?
  7. Nombra los hábitos a seguir para ahorrar hasta un 30% de consumo energético cuando vayamos a cocinar.
  8. ¿Qué entiendes por "stand by"?
  9. ¿Cómo nos ayudan las nuevas tecnologías a reducir el consumo energético?
  10. Nombra las actuaciones a llevar a cabo para ahorrar energía en iluminación.
  11. ¿Cuánto puede ahorrar una bombilla de bajo consumo?